PIE DIABÉTICO:

    ¿QUE ES?

    El pie diabético es un síndrome clínico y una complicación crónica grave de la diabetes, con diversas causas, provocadas y agravadas por alteraciones neurológicas (de los nervios), problemas en la circulación sanguínea (arterias), inflamación y alteraciones en la inmunidad (defensas del organismo) que condicionan infección, úlceras y gangrena de las extremidades inferiores, cuyo principal desenlace es la necesidad de hospitalización o cirugía capaz de incapacitar parcial o definitivamente al paciente.

    Alrededor del 15% de los pacientes diabéticos tendrá en el transcurso de la enfermedad, úlceras en las extremidades inferiores, de entre las cuales de 7 a 20% requerirán posteriormente amputación de la extremidad.

    ¿POR QUÉ SE PRODUCE?

    El paciente diabético presenta múltiples factores de riesgo que lo hacen especialmente vulnerable a sufrir una lesión y posterior complicación en una de sus extremidades inferiores. Mencionaremos las más importantes a continuación:

    La alteración más frecuente es a nivel neurológico, la llamada “neuropatía” que se puede dividir en motora (que tiene que ver con el movimiento y estabilidad del pie), sensitiva (que tiene que ver con la sensibilidad de la piel) y la autonómica (que tiene que ver con el control de la sudoración). En su conjunto provocarán un pie con piel seca o que se agrieta, que puede comenzar con deformaciones a nivel de dedos o de la planta del pie, con prominencias óseas (del hueso) y la falta de sensibilidad protectora que nos avise cuando existe algún daño (pies adormecidos), lo que favorece la formación de la úlcera por el roce constante de alguna saliente ósea.


    Otro factor de riesgo es la alteración en la circulación arterial, que consiste en la obstrucción progresiva de las arterias (aterosclerosis) lo que reducirá el aporte de oxigeno a las células o región del pie, retardando la cicatrización o incluso impidiendo el cierre de una úlcera.


    Otros factores como un mal control de la glucosa sanguínea que favorece las infecciones, uso de zapatos inadecuados, mal corte de las uñas del pie, etc. son motivo para desarrollar la lesión inicial en el pie diabético.

    ¿COMO SE TRATA?

    El mejor tratamiento siempre será la prevención, estos consejos los puedes consultar en el enlace en esta misma página.

    El tratamiento debe enfocarse a cada una de las causas y se divide primeramente en el control metabólico (control de la glucosa en sangre) ya que es el principio de todo, esto reducirá el riesgo de la neuropatía e infección. Y el tratamiento específico que va desde el manejo local de la úlcera del pie diabético, curaciones y desbridaciones (retirar el tejido infectado y muerto) así como evitar el roce o presión constante del zapato o punto de apoyo, lo que es básico a nivel local, hasta el control del dolor en el caso de la “neuropatía diabética”, los antibióticos para la infecciones y el mejoramiento de la circulación en los casos de presentarla.


    VENA UTILIZADA EN UN BYPASS FEMORO-PEDIO PARA SALVAMENTO DE EXTREMIDAD

    Debido a que los problemas circulatorios son los que se asocian a mayor riesgo de amputación de la extremidad, es fundamental la valoración por parte del especialista en la circulación (angiólogo y cirujano vascular) quien determinará mediante el apoyo de estudios no invasivos y de imagen con medio de contraste la necesidad o no de revascularización que puede darse de forma abierta (bypass) o por cirugía endovascular (cateterismo).


    Nuestro Centro está especializado en el manejo de los casos más difíciles ya que brindamos la posibilidad de revascularización en todas sus modalidades, y es el médico angiólogo quien valora desde el inicio a todo paciente, actuando inmediatamente cuando es necesario, no dejando pasar tiempo que podría ser muy valioso.

    © Dr. Ricardo Rodríguez Castillo

    Angiólogo y Cirujano Vascular