Información Médica

Citas

Consultorio 12 Hospital San Vicente
Tel: (81) 8345-1085

Consultorio 616 Hospital Christus Muguerza Sur
Tel: (81) 8123-1073

Nextel
Tel: (81) 1595-4243

Monterrey, Nuevo León, México.

Filosofía

Brindar a mis pacientes la mejor atención en sus enfermedades vasculares, siempre con el valor del conocimiento y el soporte de lo científicamente avalado, dando un trato humano, honesto y ético.

Si desea mayor información sobre angiología y cirugía vascular de clic aquí.

Redes Sociales

Síguenos en:

ÚLCERAS ARTERIALES O ISQUÉMICAS:

¿QUE SON?

Las úlceras arteriales o isquémicas son lesiones que aparecen como consecuencia de un déficit del riego sanguíneo que en forma crónica provocará la necrosis o destrucción de la piel y tejidos profundos, siendo la obstrucción de las arterias por "aterosclerosis" (depósito de grasa en las paredes de las arterias) la principal causa de estas úlceras.

Generalmente las úlceras arteriales provocan dolor intenso, son de tamaño pequeño, profundas, secas y de coloración grisácea, negruzca o amarillentas. Además. Debido a la obstrucción de las arterias, no se podrán palpar los pulsos en los pies o incluso desde la pierna.

¿POR QUÉ SE PRODUCEN?

Existen diferentes factores que contribuyen a la aparición de este tipo de úlceras, pero siempre estarán relacionados con la falta de irrigación sanguínea en las piernas o pies.

El factor de riesgo prevenible más importante que contribuye a la obstrucción de las arterias y por consecuencia a la formación de úlcera arterial o isquémica es el tabaquismo (fumar). Los fumadores de 15 cigarrillos o más al día tendrán 15 veces más probabilidad de desarrollar una ulcera arterial que los no fumadores. Otros factores de riesgo asociados a la obstrucción de las arterias son la diabetes, la hipertensión (presión alta), la obesidad, las dislipidemias (colesterol y/o triglicéridos elevados), la edad y el sedentarismo. La combinación de 2 o más de éstos, incrementa aún más el riesgo.

También puede producirse una “isquemia crítica” cuando en personas con factores de riesgo, sufren de una trombosis (coagulo que se forma en el lugar) o un embolismo (coagulo que viaja desde otro sitio y llega para obstruir súbitamente), lo que motiva un tratamiento inmediato para salvar la extremidad.

Existen otras causas menos frecuentes de insuficiencia arterial, son mucho menos frecuentes por lo que no se mencionarán en esta sección.

¿COMO SE TRATAN?

Para empezar, cuando el paciente es valorado por primera vez, se deberán revisar siempre los pulsos y revisar los factores de riesgo asociados en una historia clínica completa.

Cuando se ha detectado una anormalidad en los pulsos se continúa con le auxilio de métodos de estudio no invasivos como el doppler, que nos ayuda en la toma del índice tobillo-brazo (ITB) y el dúplex que nos dará una valoración hemodinámica.

La presencia de úlcera arterial o isquémica es considerada la etapa más avanzada de la enfermedad arterial periférica y por lo tanto pone en riesgo la viabilidad de la extremidad. Debemos obtener estudios de imagen (angiotomografía, angioresonancia, etc.) para considerar la revascularización directa como forma de resolver el origen del problema, además del tratamiento local de la úlcera como son la limpieza, infección, zonas de apoyo o presión.

El médico especialista en los padecimientos de la circulación (angiólogo y cirujano vascular) es el encargado directo de la valoración de las úlceras arteriales que debido al peligro inminente que representan, buscará restablecer la circulación de la extremidad.

Elaboración de un Puente o Baypass: Cirugía donde a través de una arteria artificial o una vena del propio cuerpo se “salta” la obstrucción, asegurando la llegada de sangre en forma directa otra vez a la pierna o pie.

Existen casos donde se podrán combinar ambos métodos de tratamiento y también existirán casos en donde no sean candidatos a ningún tipo de revascularización, lo cual significa un mal pronóstico de la enfermedad.

ARTERIA ABIERTA DESPUÉS DE ANGIOPLASTÍA

Tratamiento por vía Endovascular: Existirán casos donde la mejor opción será introducir un catéter por una punción a través de la arteria, sin abrir la piel, llegar al sitio de la obstrucción y abrirla mediante un balón que se infla (angioplastía), pudiendo colocar un” stent” (malla metálica en forma de tubo) que permanece en el interior de la arteria para que no se cierre.

Finalmente, la mejor opción será contar con la valoración de un angiólogo, quien tomando las decisiones adecuadas, podrá garantizar la mayor tasa de éxito en la curación y salvamento de las extremidades en riesgo.

© Dr. Ricardo Rodríguez Castillo
Angiólogo y Cirujano Vascular

Citas

Consultorio 12 Hospital San Vicente
Tel: (81) 8345-1085
Consultorio 616 Hospital Christus Muguerza Sur
Tel: (81) 8123-1073
Nextel
Tel: (81) 1595-4243

Monterrey, Nuevo León, México.

Filosofía

Brindar a mis pacientes la mejor atención en sus enfermedades vasculares, siempre con el valor del conocimiento y el soporte de lo científicamente avalado, dando un trato humano, honesto y ético.

Si desea mayor información sobre angiología y cirugía vascular de clic aquí.

Redes Sociales

Síguenos en: